La muerte de la televisión

La muerte de la televisión

Esta es la era de la inteligencia, teléfonos inteligentes, edificios inteligentes, programas inteligentes,  inteligencia artificial… y ahora tenemos televisores inteligentes. Pienso que si existe un aparato inteligente desde su origen es el televisor y cómo no… ha sido capaz de idiotizar a la humanidad en tan solo 90 años, y por esto pienso también que el tema de llamar a los televisores “Inteligentes” es una forma muy inteligente de decir “Los televisores están muriendo”.

Si, me atrevo a decir que un televisor inteligente no es un televisor, es simplemente una Tablet con anabólicos… y es que cuando mejoren el sistema operativo del TV (Si, ahora tiene sistema operativo) y sean populares los sistemas de reconocimiento gestual creo que nadie querrá algo diferente.

Pero dejando de lado la ciencia anticipación de 6 meses a futuro, les relataré mi choque abrupto en contra de un televisor inteligente…

Todo empieza un día que mi tía Rosita (que desde hace muchos años confía en mis proficiencias tecnológicas) me invitó a comer bajo la excusa luego de embutirme cantidades inhumanas de excelente comida – me pregunta, “Sobrino, quiero comprar un nuevo TV ¿Cual me recomiendas?”…

Cuando me enfrenté finalmente a la pregunta de “Cuál Televisor Comprar” me di cuenta que realmente no sabía nada del tema, y si, estoy supremamente interesado y enterado de la tecnología, de los alcances, pero resulta que el mercado ha cambiado a una velocidad que ni los fabricantes saben que venden realmente.

Terminamos en un almacén en frente a una oferta inconmensurable de opciones. Es impensable que el mismo televisor de tecnología LED que hace 12 meses costaba 2.500 dólares ahora se consiga en 400 dolares!!!… ¿Cómo es posible? le pregunto al vendedor y me dice… – lo que pasa es que este no es inteligente -… ¿Y cual es la diferencia? le pregunto al vendedor…

La respuesta es la siguiente – Este tiene Cor2 Duo con doble contraste… y bla bla bla- la verdad dudo que este muchacho supiera que es un procesador… mucho menos mi tía que lo miraba con una ceja levantada y la boca  del mismo lado entreabierta… pero el discurso es muy claro… “Solo los tontos compran televisores que no son inteligentes”… por esto están tan baratos.

Ahora… ¿Por qué quiero un TV inteligente?

Es evidente que no todo el mundo sabe qué está comprando. Mi tia es algo completamente diferente, ella es la persona mayor más tecnológica que conozco… como encontramos un TV casi a la mitad del presupuesto que ella tenía, entonces decidió comprar una Tablet, y no porque le hiciera juego, si no porque ella tiene perfectamente claro que esa tablet se comunica directamente con su TV inteligente y que gracias a esto puede hacer un universo infinito de cosas… cosas que la verdad yo no tengo aún muy claras… y que además crecen evolutivamente.

Ahora, mencioné la muerte de la TV y la muerte de los Computadores… ¿De donde saco este argumento tan rebuscado?

Muy simple, parado frente a los más de 500 televisores en la tienda, vi que más del 50% de ellos ahora “Son inteligentes”… dentro de unos pocos años lo difícil será encontrar un TV que “no sea inteligente”, que esté hiperconectado a la red como interfaz humana siempre dispuesto para ampliar los contenidos de Tablets y celulares.

¿Quien en su sano juicio querrá ver un programa de TV con comerciales si los puede evitar?

Es claro que estamos frente a un cambio sociológico realmente trascendental para nuestra sociedad. Creo que seremos la última generación de “ESPECTADORES” que existió en el mundo. ¿Cómo?… simple, si ya no tienes que sentarte a esperar que un canal emita un contenido, simplemente lo descargas y lo ves cuando quieras ,y por esto,  la torta cambia para todos..

Estamos evolucionando de “Espectadores” a “Consumidores” personas que “Consumen un contenido por encargo”. Esto pone todo patas arriba; el medio se ha convertido en un producto, porque ahora “Nosotros somos el medio”… y claro, la estructura misma de los productos audiovisuales tiene que cambiar, porque el comportamiento de consumo e intereses de los espectadores es muy diferente que el de un consumidor… ¿Por qué?… porque un consumidor “Oblicatoriamente” decide su compra.

Decidir lo cambia todo

En mis tiempos la televisión consumía la mayor parte del tiempo de entretenimiento para adolescentes y niños. Hoy está desplazada – y por mucho – por Youtube, y es que los jóvenes “Ya no ven televisión”… de hecho, hemos visto una migración acelerada de marcas juveniles a los medios electrónicos y el cambio se empieza a ver de forma dramática en las tortas publicitarias.

Ahora, como cineasta me hago la pregunta desesperada… ¿Hacia donde va todo esto?

Vemos muy claramente una crisis en la torta de entretenimiento, los grandes estudios se hunden, los grandes emporios tambalean y los Brokers están rotos. Vemos cómo la audiencia se dispersa, polariza y migra a nuevos medios… ¿Qué pasará con nosotros? ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?…

¿Qué pasará con las agencias de publicidad? ¿Con las centrales de medios? ¿Donde pondrán los cientos de miles de millones que se invierten en pauta si el concepto de pauta desaparece?

Aunque los grandes tengan ampollas en el trasero y empiezen a sentir la incomodidad de las sacudidas, al parecer no se preocupan mucho por ello… si lo hicieran cambiarían sus políticas, diversificarían su modelo de negocio e intentarían colocar su cabeza orientada hacia el futuro, no sobre el oprimido.

Y bueno, ¿Cómo terminó la historia con mi tía?

Simple… le ayudé a instalar su nuevo y flamante televisor inteligente, enlazado con su tablet y la vida de ella ha cambiado. La mía también, porque ahora quiero cambiar los televisores de mi casa y mejorar la tecnología de WiFi…

En todo caso es buen negocio, primero, consumen menos energía y esto me ayudará a proteger el planeta (Está escrito en tono sarcástico, aclaro), lo segundo, porque de esta forma ya no necesitaré tantos computadores porque puedo chatear y pendejear viendo películas, tercero, porque ya no tengo que pagar entre 30 y 40 dólares mensuales por canales premium para ver películas, ya que las puedo ver por cualquiera de los diferentes sistemas de descargas destacadas y lo más importante… porque son más lindos…

Otros artículos de Miguel Urrutia

Contáctenos!

La información es lo único que realmente crece cuando se comparte

Sending

©[2016] ENMENTE

or

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

or

Create Account